Buscar

Materiales

Envíe su artículo

Revistas Anteriores

Banner

Contador Estadistico

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy309
mod_vvisit_counterAyer350
mod_vvisit_counterEsta semana1687
mod_vvisit_counterAnterior semana3677
mod_vvisit_counterEste mes11166
mod_vvisit_counterAnterior mes14890
mod_vvisit_counterTodos709445

Online (20 minutes ago): 5
Su IP: 54.227.12.4
,
Hoy: Jul 23, 2014
Home Revistas Revista Nº 4: "Comunicaciones" Un enfoque integral para los problemas del ambiente
Un enfoque integral para los problemas del ambiente

Un enfoque integral para los problemas del ambiente 

Dr. Roberto J. Castro* 

El tratamiento de la problemática ambiental requiere un enfoque multidisciplinario. Lo reciente del tema en nuestro país no ha permitido hasta el momento la formación de graduados con un amplio espectro de posibilidades. Se detalla la estructura de la carrera de Ingeniería en Ecología de la Universidad de Flores, pensada en respuesta a las necesidades actuales y futuras del campo de lo ambiental. La pre-historia 

 

Es casi un axioma antropológico que la humanidad, a lo largo de su historia y sus culturas, en pocas cosas ha sido tan constante como en su producción de basura. Es mucho lo que se ha aprendido del hombre primitivo analizando sus depósitos de residuos.

Por otra parte, también es necesario marcar que sólo a mediados de este siglo la humanidad adquirió la capacidad de alterar su medio mucho más allá del ambiente inmediato. Desde la primera explosión atómica experimental se hizo evidente que el hombre podía ya modificar a todo el planeta.

En la actualidad, nos debatimos entre la Escila de los países de menor desarrollo y la Caribdis del mundo desarrollado. Los primeros, con gran densidad de población, bajo consumo y tecnologías ineficientes, deben devastar sus recursos naturales para poder sobrevivir. Los últimos aplican las más modernas técnicas a satisfacer un consumo exagerado que culmina con la producción de contaminantes en escalas nunca vistas.

Nuestro país muestra algo de cada uno de estos dos extremos: zonas industrializadas, más ricas y más contaminantes (y contaminadas), y zonas más pobres, rurales, sobreexplotadas y en niveles de supervivencia.

Dentro de este panorama general, la humanidad se tomó largo tiempo para pensar sobre los efectos que estaba causando al ambiente. En 1963, el libro de Rachel Carson "Primavera silenciosa", da el primer grito de alerta que es escuchado masivamente.

En los Estados Unidos, el Acta de Política Ambiental, el sistema nacional para la administración de la Calidad del Aire, los programas para el control de la Contaminación del Agua, el Acta de Administración de las Zonas Costeras, el Acta de Control de Sustancias Tóxicas, el Acta de Seguridad y Salud Ocupacional, el Acta de Especies en Peligro, de Control de Ruidos y tantas otras que constituyen la legislación ambiental de ese país, no existían en 1969. Esto demuestra bien a las claras lo reciente del "descubrimiento del ambiente", al menos por los políticos y los administradores.

No es de extrañar que la Argentina llegue tarde también a esta realidad. Las leyes previas a la década de los '70 son muy pocas y están limitadas a reglamentar los Parques Nacionales, bosques, agua para consumo humano, aguas servidas, etc.

 

Aquí y Ahora

Paulatinamente, se está aprobando y reglamentando la normativa ambiental en el orden nacional y local. Es de esperar que también se establezcan claramente las responsabilidades y competencias para evitar zonas grises susceptibles de abuso. Los medios de comunicación abundan en artículos, secciones, programas, etc. con temáticas ambientales. "Ecológico" se ha convertido en un adjetivo gastado, que puede calificar a un desodorante, a un alimento o a un proceso de fabricación. Todo esto indica que, en un primer nivel, la problemática del ambiente se ha instaurado en la sociedad.

¿Qué hacemos? ¿Hay conocimientos y mano de obra profesional para responder a estas demandas que, se espera, crezcan de aquí en más?

Se pueden encontrar tres grupos básicos de profesionales actuando en los problemas ambientales:

1) abogados, arquitectos, graduados del área económica, sociólogos y antropólogos que se dedican a los aspectos jurídicos, sociales, económicos, etc.

2) ingenieros, especialistas en higiene y seguridad, y químicos actúan en los problemas más ligados a las industrias y sus procesos y a la contaminación.

3) biólogos, ingenieros agrónomos, etc., que estudian los problemas más vinculados con lo natural.

Estos tres tipos de profesionales tienen, por lo general, formaciones mutuamente excluyentes. En los tres grupos, muchos graduados están persuadidos de que su enfoque es el primordial.

La realidad muestra que el problema ambiental es multifactorial. Ocurre por la colisión de las actividades humanas entre sí y con el medio natural. Requiere, tanto para su análisis como para su solución, un estudio integrado e integral de los distintos tipos de factores comprometidos.

Es tentador sentarse dentro de la empresa a cerciorarse de que los análisis de efluentes gaseosos cumplen con las normas establecidas. Pero ¿qué significan esas cifras que aparecen en las normas? No debemos engañarnos con el espejismo de que son cifras objetivas y seguras, y que manteniéndonos en niveles inferiores a ellas no habrá problemas.

Esos parámetros ambientales suelen surgir de compromisos tan complejos como cualquier problema ambiental.

La evaluación del riesgo de una sustancia depende del estado del conocimiento en cada época, de la población humana, animal o vegetal considerada, de la actitud de la sociedad frente a ciertos riesgos y del balance económico y político que cada cifra debe afrontar antes de ser aceptada.

¿Debemos pensar que ese delicado balance es igual en todos los países y en todas las regiones de todos los países? Seguramente no, pero con la misma seguridad debemos aceptar esas cifras, con la conciecia de su provisoriedad, hasta poder elaborar los parámetros que nuestra sociedad y nuestro medio consideren adecuados.

Todo esto indica la necesidad de abordar los problemas del ambiente a través de un enfoque multidisciplinario, y que debe prepararse a los profesionales que van a trabaja en los problemas del ambiente con una expansión en sus horizontes de conocimiento. Que los ingenieros no resoplen frente a "los bichos y los yuyos", ni los ecólogos arruguen la nariz frente a cualquier industria. Ni ellos ni los que deben abordar los aspectos sociales, educativos, políticos y económicos del ambiente deben ignorar las características básicas de los otros enfoques. 

 

* Doctor en Biología, Decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Flores, asesor de Regente S.A. y consultor privado. Ha sido Profesor en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la U.B.A. y en Tecnología de Alimentos, Facultad de Ciencias Agrarias de la U.A.D.E. Ha publicado libros y artículos de su especialidad en el país y en el extranjero. 

La UFLO está muy enfocada hacia las PYMES, y es intención de la Facultad de Ingeniería continuar formalizando convenios de colaboración, con el fin de apoyar a las empresas en el sentido de que eviten acciones negativas sobre el ambiente. 

Este apoyo se extiende desde el análisis de proyectos y la evaluación de posibles impactos ambientales, hasta el control de gestión. 

Otro terreno en el que se desarrollan las líneas de investigación es el relacionado con las características propias de los ambientes de nuestro país. 

No nos cabe duda de la distancia que existe entre las intenciones y las realidades, y entre la teoría y la práctica. Es por ello que permanentemente tendemos puentes hacia la realización en la práctica de nuestras intenciones, sin apartarnos de la guía teórica que posibilita el cambio contínuo en respuesta a la dinámica del ambiente y de la actividad humana.

 

Mirando hacia el tercer milenio

Como una respuesta a las necesidades mencionadas, la Universidad de Flores ha instrumentado una carrera para los que se interesan en abordar problemas ambientales. Esa carrera se diseñó con un criterio integrador, con el objetivo de producir graduados que ocupen algunos de los vacíos que hay en la práctica de las profesiones ambientales.

Teniendo en cuenta estas características, así como aquéllas que surgen de la estructuración de un Plan de Estudios, y de la índole de disciplina de confluencia que presenta la Ingeniería en Ecología, se ha articulado su curriculum sobre tres líneas principales: 

1. Línea Exacta-Ingenieril: Comprende la formación básica en Matemáticas, Física, Química, Operaciones y Procesos Unitarios, Higiene y Seguridad, Ingeniería Ambiental, Efluentes sólidos, líquidos y gaseosos, etc. 

2. Línea Biológico-Ecológica: Biología, Química Biológica, Microbiología, Ecología, Manejo de Recursos Naturales, Ecotoxicología, Modelación Ecológica, Planeamiento Ambiental, Análisis y Gestión de Proyectos Ambientales, etc. 

3. Línea Humanística: Psicología, Antropología, Negociación y Manejo de Conflictos, Comunicación Científica, Educación Ambiental, Economía, Bioética, Legislación Ambiental, etc.

La carrera se ha llamado Ingeniería dado que el graduado será básicamente un tecnólogo, alguien capaz de aplicar el saber científico a resolver problemas concretos; de producir el "saber del hacer" (el logos de la tekné), es decir, servir de puente entre el conocimiento científico básico y la aplicación técnica.

La Ecología es la ciencia que estudia el oikos, el "hogar" de los seres vivos. Este hogar está constituido por su medio físico y químico, los otros seres vivos y sus múltiples interacciones.

Se ha usado el concepto de Ecología para caracterizar la importancia que el medio natural tiene en la carrera.

En función de estos principios, el objetivo es que el Ingeniero en Ecología esté capacitado para realizar diversas acciones, por sí mismo o en colaboración con otros profesionales. Entre esas acciones se pueden citar:

  •  Planificar, dirigir y ejecutar estudios referidos a las alteraciones del ambiente por la acción humana, la preservación de espacios naturales y al agotamiento de recursos naturales no renovables.
  • Coordinar equipos multidisciplinarios para elaborar y evaluar proyectos de acción que impliquen impacto sobre el suelo, atmósfera, agua, biota, paisaje o población.
  •  Programar, dirigir y ejecutar el monitoreo de la calidad de aire, agua y suelo.
  •  Desarrollar tecnologías para el uso racional del medio y la solución de alteraciones del ambiente.
  •  Participar en planes, programas y proyectos de educación para la preservación del ambiente.
  •  Asesorar a empresas públicas y privadas en temas de educación, higiene y seguridad ambiental.
  •  Asesorar para la formulación de políticas, leyes y normativas referidas a temas ecológicos.
  •  Participar en proyectos de evaluación y relevamiento socio-ambiental.
  •  Realizar arbitrajes, peritajes y otras acciones del ámbito legal dentro de los alcances anteriores. 
  • A diferencia de algunas escuelas de EE.UU., no vemos a la Ingeniería en Ecología en un papel primariamente intervencionista, salvo en lo que hace a remediar alteraciones producidas. Creemos que el papel primordial es el de prevención y monitoreo contínuo. Es más barato y más realizable evitar perjuicios al medio, que intentar resolverlos después de producidos.

     

    Evento 2011

    RDDS / INVABIO en

    NANO MERCOSUR 2011

    Evento 2009

    BELL EXPORT S.A. en SINPRODE 2011

    Powered by Joomla!. Valid XHTML and CSS.